Por qué nos cuesta tanto aceptar una crítica.

muchos-cocodrilos-7702001

Las críticas u opiniones que los demás tienen de nosotros,  pueden influir sobre nuestra autoestima de forma directa y hacer que tengamos un día fantástico, si ha sido una crítica positiva, o por el contrario, vivir el peor de nuestros días, si fue negativa. Pero ¿por qué una opinión o crítica puede influenciarnos tanto? ¿Qué podemos hacer para no depender tanto de la opinión de los demás?

La autoestima o la estima que uno se tiene a sí mismo, es una característica de la personalidad que nos acompaña toda la vida. Una de las fuentes de esa autoestima es el narcisismo. El narcisismo es aquel concepto que tenemos de nosotros mismos donde nos vemos falto de defectos, donde solo percibimos nuestras hazañas y logros, y donde lo que opinamos y hacemos siempre es lo mejor.  Cuando una persona expresa una opinión positiva de nosotros o de algo que hemos hecho, estará alimentando nuestro narcisismo y, rápidamente, sentiremos una corriente de simpatía hacia esa persona. Pero, si en cambio, su crítica es negativa, sentiremos que nos ataca, y nuestros soldados y guardianes lucharán contra todo aquello que venga a disminuir la imagen que de nosotros mismos tenemos. Entonces, nos  sentiremos agredidos y cual fieras saltaremos sobre el otro para defendernos.

Ante la crítica negativa se pueden dar las siguientes respuestas:

1º Pensar que todo lo que nos está diciendo el otro tiene razón, y la crítica, entonces, la hago mía, más allá de que piense lo contrario. En este caso, mi autoestima se verá perjudicada y me sentiré mal conmigo mismo

2º Pensar que eso que está diciendo el otro no solo está equivocado, sino que, además, me está atacando con sus comentarios. Entonces saltaré sobre él tratando de defenderme como un león fiero.

3º Y una tercera respuesta será aquella que escucha, piensa y se queda con lo que de esa crítica le interesa. Y si nada le interesa, la devolverá a su dueño, no quedándose con nada de ella

Esta tercera respuesta es la que hace aumentar nuestra autoestima. Cuando dependemos excesivamente de la opinión de los demás no somos capaces de dar un paso en nuestras vidas sin que nos estemos planteando, a cada rato, si lo estamos haciendo bien o mal. Cuando, por el contrario, no queremos ni oír nada negativo de nosotros mismos, pondremos una barrera de defensa entre los otros y nosotros y nuestra comunicación con ellos se hará difícil. Pero cuando escuchamos al otro, y valoramos desde nosotros su opinión, podemos mejorar como personas y  nuestra relación no se verá afectada.

El psicoanálisis te permite escuchar lo que el otro tiene que decir sin dejar de perder tu yo por el camino, y sin romper la comunicación con él. Psicoanalizar nuestro narcisismo nos situará ante las críticas de una manera más positiva, posibilitando nuestro crecimiento personal.

0 comentarios

Escriba un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *