, ,

Apatía sexual, un caso de falta de deseo

apatía sexual

PREGUNTA: Llevo casada 7 años y quiero mucho a mi marido. El caso es que estoy en una racha de apatía sexual, no me apetece nunca y cuando me apetece él está trabajando o fuera de casa.
Mi marido está muy preocupado por esto y yo no quiero que sufra, porque a mí me sigue gustando. ¿Me podría dar algunos consejos para volver a tener apetito sexual?

RESPUESTA: el deseo sexual, o como dices, el apetito sexual, es uno de los ingredientes principales que tiene una relación de pareja, siendo el otro ingrediente el amor.

Así como el amor es un afecto más perdurable en el tiempo, el deseo es sensible a los cambios, disminuyendo o aumentando con facilidad por causas externas. Una situación determinada en el trabajo, una preocupación o una discusión con un familiar, pueden llevar a una persona a ver disminuido su deseo. A veces se produce por alguna decepción que tuvimos con nuestra pareja, sin que nos diéramos cuenta de ello. Entonces aparece el síntoma, la falta de deseo, pero desconocemos la razón.

Esta situación genera confusión en las parejas, y creen perdido el amor por la falta de deseo. Sin embargo, en un porcentaje alto de casos no se produce por desenamoramiento, sino por otras razones, que cuando se tratan o se resuelven el deseo aparece de nuevo.

Me pides consejo, y si algún consejo pueda darte es que intentes descubrir el motivo de esa apatía sexual. Si tiene que ver con tu pareja, es adecuado que lo hables con él. Es importante trabajar por el deseo, hacer aquellas cosas que a ambos les gusta, compartir momentos que les ilusionan. También una terapia de pareja ayuda a avivar la llama, ya que en la terapia los cónyuges hablan, y el deseo siempre transcurre entre palabras.

Una terapeuta de pareja en Las Palmas.

0 comentarios

Escriba un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *